miércoles

¿Qué es la libertad?


ZENID

¿Qué es la libertad? Esta ha sido una de las cuestiones más difíciles de contestar, hasta tal punto que ha habido personas que han considerado que no existe la libertad. Para la gente creyente existe el libre albedrío, es decir, que el ser humano tiene el poder de elegir y tomar sus propias decisiones, escogiendo entre el bien y el mal. En el siglo XIX los naturalistas hablaron del determinismo, es decir, que estamos determinados por el medio y la herencia. Si analizamos el determinismo del mismo modo que lo analizaban los naturalistas, con el método experimental, llegamos a la conclusión de que no es del todo erróneo. Dediquemos un minuto a pensar en lo siguiente: ¿estamos influidos por el medio? Desde mi punto de vista SÍ, las personas no somos completamente libres, estamos condicionados por nuestros amigos, nuestra familia, por las circunstancias, por la televisión, en definitiva, estamos influidos por el mundo, por el medio. Creemos que nuestros pensamientos son los correctos, pero nuestros pensamientos no son del todo nuestros, son fruto de lo que vemos, oímos, sentimos, por lo que vivimos; por lo tanto, nuestros pensamientos son una mezcla de diferentes pensamientos que captamos del medio.

Pensemos ahora en nuestra forma de ser, no físicamente, sino psicológicamente. La actitud que tenemos también se debe al medio; que seamos amables, detallistas, ladrones, mentirosos, graciosos, populares, campeones, perdedores, es debido a todo aquello que nos rodea, a las circunstancias.

Si no viviésemos en nuestro barrio, si nuestros padres fueran otros, con una actitud y mentalidad diferentes, si tuviéramos otro tipo de amigos completamente contrarios a los que tenemos ¿seguiríamos siendo como somos? Claramente NO, yo soy divertida por la relación que tengo con mis amigos, soy estudiosa por la presión de mis padres, soy honesta porque me lo ha enseñado mi cultura. En definitiva, yo soy lo que soy por la influencia que ha tenido el medio sobre mí.

Pero no es solo el medio el que determina al ser humano, también estamos influenciados por la herencia. Según los genes, las hormonas, los neurotransmisores y cualquier mecanismo biológico (o genético)  los seres humanos seremos de una forma u otra.

En 1957, el biólogo inglés Waddington, planteó la idea de la inseparabilidad de los factores genéticos y ambientales. Propuso una analogía en la que compara el proceso de desarrollo de un individuo con el movimiento de una pelota en una superficie irregular. En definitiva, el determinismo, como su nombre indica, determina como serán las personas según la herencia y el ambiente.

Si yo vengo de un barrio marginal, en donde el nivel de estudio es bajo, y tengo una familia alcohólica y deshecha, yo estaré determinada a ser una persona inculta, alcohólica y sin ningún tipo de recurso.

Pero el determinismo no es del todo correcto, tenemos cierta libertad o margen para cambiar nuestro “destino”. Que el determinismo no sea del todo correcto nos beneficia a todos nosotros, porque si fuese completamente cierto, el resultado sería que muchos de nosotros no tendríamos una vida mejor de la que tenemos, seguiríamos perteneciendo a una clase media-baja, no terminaríamos la ESO y continuaríamos siendo peones de los altos cargos. Pero si muchos de nosotros conseguimos tener estudios universitarios, unos buenos puestos de trabajo y pasamos a pertenecer a una clase media-alta demostraremos que el determinismo no es correcto. Y nada me gustaría más que demostrar que los autores naturalistas se equivocan, no para ponerme por encima de ellos, sino para conseguir tener un mejor tipo de vida.                                                                                                                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada